5.11.05

Zanahorias y experimentos científicos


Si te dicen 'zanahoria' por estos lares, se entiende que eres ingenuo y eso es algo así como un pecadillo en el mundo de los 'superados'. Si te dicen 'superado', significa que estás al día en las cosas buenas de la vida y que tal vez eres 'fashion' y todas esas cosillas lindas que se supone hacen la elegancia.

Aquí vendría exacta una lisura .
No la digo porque prefiero seguir hablando de cosillas lindas.


Comer zanahorias es uno de esos placeres infrecuentes. Por ejemplo yo como zanahorias, recordando a S. que la primera vez que salió a caminar conmigo trajo zanahorias y un disco de Keith Jarrett como regalo. Algo impensable. Nunca más alguien me trajo zanahorias que se veían listas para ser dibujadas en un bodegón o en una serigrafía pop.

Y hoy, caminando y caminando en pos de libros sobre juegos verbales y experimentos científicos, vi unas zanahorias fresquitas en un plato amarillo. Una señora gordita, simpaticona, las había colocado en su stand de libros. Y las vi relucientes. Lo que me sorprendió mientras caminaba era que me alegraran y ni una sombra se posara sobre ellas. Sin esa tristeza pelada jaloneándome. Ah, es que la evocación se va poquito a poco. Zanahorias alumbrando el anochecer y plaf, nosotros caminando.

Al estaba emocionado jalando palancas y observando el movimiento centrígufo de los experimentos científicos. Timbres, maquetas, y círculos giratorios. Al se llevó una especie de grúa cuyas palancas son jeringas, sí, con agujas que al empujar, mueven la grúa.

Los niños hacen fiestas por cualquier cosa que les encante.

Me gusta parecerme a mi niño. Hacer fiesta por las zanahorias, por ejemplo.


El otro día escuchando unas tiernas canciones en el blog de Hope, me puse a pensar en las gotas gigantes de agua, como antes. Y en las tardes de largas conversas en cafés acogedores donde podía esperar a los amigos, escribiendo y tomando un yogurt de lúcuma sin prisas.
...

Hoy escuché en una entrevista radial hablar sobre una canción: 'Después de la lluvia, el cristal'. Y debí apuntar el nombre del que hablaba de esta canción.
Y es que a punto de salir de casa, esa voz se perdió y sólo quedaron esas palabras flotando en el aire. Sólo que no eran como pompas de jabón, si no como gotas gigantes de agua cayendo y volviendo a nacer.

Eso es lo que pasa cuando una cruza sus hilos mentales y se deja llevar por ellos.

'No te tomes en serio', me dije hoy cuando garabateaba mi libreta de notas e intentaba dibujar mariposas revoloteando sobre una playa tranquila. Así que sonreí, y abandoné la idea de dibujar la cara de mi madre. Y salí de aquella sala de espera sin aguardar nada más. Mariposas rojas pinté y eso bastaba, sólo eso.
Afuera, todo parecía irreal y sin embargo esa era la calle, la gente caminaba presurosa, el sol brillaba y se posaba sobre la gente, sobre mí, y el smog caía sobre nosotros. EL sol y los ruidos, la ciudad matutina y el viento. Ligero viento que me recordó tu pelo moviéndose y moviéndose como en una película surreal.


* Ilustración: Carátula de vinilo, diseñada por Gokudo.
A veces al mirar el horizonte, aparece un puente como éste y hay niebla.... Luego, al mirar alrededor, hay claridad y el sol brilla. Lima grita, Lima canta, Lima es.

13 comentarios:

Raúl dijo...

Dios es Coltrane: "my favourite things"

Rain dijo...

En la radio del puerto estuvo esa canción de Coltrane, hace un tiempo.


Suleo escuchar esa canción... :-)

Eleafar Cananita dijo...

oye, pero de alguna manera eran zanahorias fashion, no?

:)

Álvaro Ramírez dijo...

El color de las zanahorias y sus formas, redondas y alargadas. Espigadas como jirafas, humildes y nada enigmáticas.
Un abrazo, Vir!

Carlos el hormigo dijo...

Me han entrado ganas de conocer Lima...
Recuerdo haber leído zanahoria como insulto en las tiras de Mafalda... Me encanta el color que tienen, y comérmelas crudas. Qué ricas, fresquitas.

Rain dijo...

Cananeo Eleafar sobre lo 'fashion', creo que escribiré en algún momento, porque la plabrita tiene su lugar en mi historia peesonal.

:-)



...









Álvaro Ramírez: sí, nada enigmáticas, sino cotidianas . Como jirafas...esa es una analogía linda.

Un abracillo.

...






Hormigo: Lima es la madrecita terrible. Cuando la visites, tendrías que estar una temporada, para que te empapes de la ciudad y la conozcas. Es
natural, es la vía napaar conocer cualquier ciudad y no dejarse llevar por lo que ves de golpe. Creo que sucede como con las personas... para conocerlas mi querido Hormigo.

melytta dijo...

Me gustan mucho las zanahorias, la verdura en general. Crudas, rayadas en ensalada, en puré, o cocidas; pero hay un lugar donde siempre me hace sonreír verlas, como nariz de un muñeco de nieve. Se convierte en una zanahoria importante.

También me gusta imaginarte en la playa gatabateando en tu libreta de notas. Yo también llevo una donde escribo ideas, frases que me llegan. Y saboreo el placer de escribir a puño y letra. Soy clásica y me apego a las cosas que no necesitan pilas, ni baterías para funcionar.

Besitos, Vir, magnífica, como siempre.

Anónimo dijo...

Zanahorias. Sabes que si comes muchas se te pintan de anaranjado las uñas?

Besos

Rain dijo...

Sky, a ti te veo extendida con tu pelo rubio cayéndote en los ojos, alrededor tus niños y el viento otoñal sobre tu carita amable. Y zanahorias en un plato amarillo, zanahorias y lechugas, tomates... y tú sonriendo.

Así que nada de tormentas, quizás sí vendavales, como esos donde la niebla se mezcla a los colores naturales del paisaje...

Si alguna vez nos encontramos comeremos zanahorias , eh será lo primero, no lo olvides.






.
.
.
Trato de ingresar a tu bitácora y parece que es temporal la restricción, como ocurrió con blogspot en la mañana, que no había acceso a los blogs y yo que quería escribir algo y
ni modo, salí y hace poco llegué...


Abracillo.


...




Eh no me dices si ¿eres Parca o quién?
y sí lo sé... y hasta dicen, que tambi´pen se te tiñe la piel, si exageras con las neditas zanahorias...

Los conejos son los único que las comen y comen y tranquilos ¿o será que tien los ojillos anaranjados?

:-)

Anónimo dijo...

quien puede creerse lo suficientemente "superado" como para llamar zanahoria a otro?....mucha gente creo...

Anónimo dijo...

Ah, sí a veces, se dice 0zanahoria' en tono desdeñoso, otras, hasta con cariño.

A mí me decían 'zanahoria' un tiempo en el cole, por no decirle sí a las fumaditas de marihuana. Lo que pasa, es que no me gustó su olor y con una pitada, nada, nada. lo mismo con los cigarrilos, no me gustan... hasta que llegaron los que trajo R. hace como 1 año,
magníficos. Mas no apunté la marca...
Y no fumo, o sino comienzo a toser ridículamente...

Bueno, ahora ya no me dicen 'zanahoria' y yo no me siento 'superada'.

Salutes :-)

Anónimo dijo...

El anteriorcomentario es mío...caramba, olvidé llenar los datos....

y a la hora que lo descubro.

Rain dijo...

Otra vez, mas ahora veo que apareció en anónimo, lo que escribí...



ay, zabagorias quiero una...


ceamos ...